Patada a seguir del exministro

Captura de pantalla 2018-06-14 a las 10.04.35El mundo del amarilleo se queda sin el Màxim ministro. Se ha marchado; insultando, pero ha dimitido. Y lo ha hecho porque se ha descubierto que trató de colar a Hacienda 310.000 euros de nada en gastos injustificables. Dice la sentencia que obró de mala fe. Es decir, que además de crear una sociedad no ilegal –a efectos de impuestos– para ahorrarse unos puntitos de impuestos, tampoco quería devolver el IVA. ¡Un listo!, uno más.

Y se ha ido llamando jauría a quienes pedíamos su cese –que no su dimisión, porque eso le dignificaba, según él mismo–.

Se va chulo, burlesco, altivo, desafiante. Quiere dejar el camino despejado al líder, como si él fuera importante. Se va  mirándonos por encima del hombro, con desprecio, a quienes pagamos los impuestos hasta el último céntimo –qué remedio–. Se marcha con esa estupidez con la que tuiteaba.

No me pareció tener altura de ministro, pero el listón está bajo así que uno lo admite todo. Era un nombramiento para la galería; desde hace tiempo sé que la izquierda maneja mejor la comunicación de la derecha, y así nos va a todos; así ha actuado el inquilino de Moncloa, Pdr Snchz, sus nombramientos son una clara muestra de ello; se parecen a los de ZP en su primer (des)Gobierno, pero todo tiene un límite y este estaba fuera de él.

Màxin el Breve ha muerto políticamente. Se ha ido matando, pero se ha ido. ¡Adiós!

Presidente por accidente

Captura de pantalla 2018-06-01 a las 12.01.55

 

El otrora fracasado Pdr Snchz es hoy, más por demérito del Partido Popular que por mérito propio, presidente del Gobierno. A partir de hoy, como diría el ínclito Iglesias, Pablo, le toca cabalgar contradicciones; a saber –sin ánimo de ser exhaustivo–:

  • Gobernar con un presupuesto que ha rechazado en votación, del Gobierno anterior y que aún podría tumbar. Unos presupuestos “antisociales”, en palabras del nuevo presidente. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los separatistas de PdeCat y ERC, a los que rechazó de forma clara y manifiesta hace unos días. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los marxistas de Podemos. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los chantajistas del PNV. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los herederos de ETA. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar apoyándose en una banda de 23 partidos políticos. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?

Hoy acaba de ser investido como séptimo presidente del Gobierno, tras la muerte de Franco, una persona que ha quedado lejos de tener mayoría en las urnas y cuyo único proyecto es ocupar la Presidencia.

Y se va un presidente del Gobierno que ha cometido muchos errores, cuyo partido ha tenido numerosos casos de corrupción, si bien ninguno tan grave como los del PSO en Andalucía, que sigue sostenido por Ciudadanos; pero que ha sacado a España de una crisis galopante que podía habernos hundido en la más absoluta de las miserias.

Una vez, hablando de otra persona, alguien me dijo, “Nos acordaremos de él”. Ojalá no sea así en este caso pero el refranero español es tozudo: “Otros vendrán que bueno te harán”. Y, en este caso, me remonto incluso hasta ZP.