Perdón, justicia, reparación y verdad (II)

En la segunda parte de esta publicación quiero traeros el punto de vista del gobierno del Departamento del Meta (una “comunidad autónoma” en términos españoles). El domingo, día 17, tras la inauguración de la jornada electoral en el Departamento, en la capital Villavicencio, la gobernadora Marcela Amaya nos recibió a una compañera, Sonia Alda, y a mí, en su despacho durante más de una hora.

En ese tiempo tuvimos la ocasión de hablar de políticas públicas, de las relacionadas con los exguerrilleros, y de nuestro interés académico en esas políticas y en el proceso de paz consecuencia de los acuerdos de La Habana.

Cabe recordar que en esta región se originó el conflicto cinco décadas atrás y que el Departamento es el que más ha sufrido las consecuencias de esa guerra que reconocen los acuerdos de paz

La gobernadora Amaya nos contó, con ilusión y convencimiento, de primera mano, cómo la mayor parte de la población son víctimas directas de las FARC y, sin embargo, considera que no hay vuelta atrás en el proceso de paz.

Una  mujer entusiasta, llena de ideas, con fuerza y ganas, y rodeada de  buenos asesores –gracias Andrés; aprendí mucho escuchándote durante el viaje a Mesetas; estoy tratando de comprar El hombre clave; lo tengo localizado–, hace votos para que la región, tras los acuerdos, salga de la pobreza y, por fin, el Estado y el gobierno regional puedan avanzar, crear infraestructuras y mejorar el tejido productivo en paz y reconciliación.

Su Plan de Desarrollo “El Meta, Tierra de Oportunidades con Inclusión, Reconciliación y Equidad” quiere recuperar la vocación agrícola y pecuaria, con un sentido turístico de preservación y en la búsqueda de posicionar al Departamento en lo más alto de la economía colombiana, y generar progreso, bienestar y calidad de vida a todos los ciudadanos de la región.

Nos habló también de “Gobernación sobre Ruedas”, una  iniciativa para llevar la Administración Departamental a los municipios y a los ciudadanos; y da resultado con muy bajo presupuesto. La bajada del precio del petróleo ha supuesto un duro golpe para Meta, y este proyecto lleva la gobernanza, con bajo coste, a los ciudadanos de pueblos que antes estaban bajo la bota de las FARC, y a otros pueblos.

Ella, Marcela Amaya, vota paz, reconciliación y futuro. Es el punto de vista de una gobernante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *