Presidente por accidente

Captura de pantalla 2018-06-01 a las 12.01.55

 

El otrora fracasado Pdr Snchz es hoy, más por demérito del Partido Popular que por mérito propio, presidente del Gobierno. A partir de hoy, como diría el ínclito Iglesias, Pablo, le toca cabalgar contradicciones; a saber –sin ánimo de ser exhaustivo–:

  • Gobernar con un presupuesto que ha rechazado en votación, del Gobierno anterior y que aún podría tumbar. Unos presupuestos “antisociales”, en palabras del nuevo presidente. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los separatistas de PdeCat y ERC, a los que rechazó de forma clara y manifiesta hace unos días. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los marxistas de Podemos. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los chantajistas del PNV. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar con los herederos de ETA. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?
  • Gobernar apoyándose en una banda de 23 partidos políticos. ¿Por qué?, ¿a cambio de qué?

Hoy acaba de ser investido como séptimo presidente del Gobierno, tras la muerte de Franco, una persona que ha quedado lejos de tener mayoría en las urnas y cuyo único proyecto es ocupar la Presidencia.

Y se va un presidente del Gobierno que ha cometido muchos errores, cuyo partido ha tenido numerosos casos de corrupción, si bien ninguno tan grave como los del PSO en Andalucía, que sigue sostenido por Ciudadanos; pero que ha sacado a España de una crisis galopante que podía habernos hundido en la más absoluta de las miserias.

Una vez, hablando de otra persona, alguien me dijo, “Nos acordaremos de él”. Ojalá no sea así en este caso pero el refranero español es tozudo: “Otros vendrán que bueno te harán”. Y, en este caso, me remonto incluso hasta ZP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *